Cabalgatas

Un país de a caballo
Por: Florencia Sader

Existen pocas cosas que den una sensación de libertad parecida a la de galopar por una playa desierta. El horizonte, el ruido del mar, la respiración del animal, el viento en la cara y esa sensación de que el caballo es una prolongación tuya, que uno es una suerte de centauro que vuela ligero por la arena. Afortunadamente, Punta del Este es todavía unos de esos lugares en el mundo donde uno puede cabalgar, tanto en la playa, como en la sierra o el campo.
El caballo no es un lujo reservado solamente para unos pocos, como lo es en las grandes ciudades.

Basta darse una vuelta por los alrededores de Maldonado o San Carlos, para encontrarse con gauchos arreando ganado, con su pingo y su fiel arriero, o familias enteras emperifolladas camino a una Criolla, todos ellos a caballo. Jinetes de fin de semana o jinetes profesionales entrenando sus caballos para enduro.
Caballos como cortacéspedes en terrenos baldíos. Caballos que llevan a niños a sus escuelas rurales. Caballos por doquier.

El caballo y la playa son elementos esenciales de la identidad uruguaya.
Los dos unidos son un combo prácticamente irresistible. Les recomiendo probarlo, no se van a arrepentir. En Punta del Este hay varios lugares donde se pueden alquilar caballos. Recomiendo muy especialmente a mis amigos de Haras Godiva en José Ignacio para una experiencia inolvidable. Este centro ecuestre, propiedad de Carolin Mallmann se está transformando rápidamente en un referente a nivel nacional.
Con un picadero cerrado para la práctica del dressage (adiestramiento) que no tiene nada que envidiarle a los del primer mundo, este club hípico se especializa en cabalgatas por la playa y el campo, clases de equitación para niños y adultos y entrenamiento de caballos.

 

DISCOVERPUNTADELESTE RECOMIENDA:
 http://harasgodiva.wixsite.com/harasgodiva/copia-de-inicio

El caballo no es un lujo reservado solamente para unos pocos, como lo es en las grandes ciudades.