Cuando venir a Punta

Para saber cuándo visitarla resulta esencial conocer qué podemos encontrar en cada época del año.

Punta del Este recibe gran cantidad de turistas internacionales y locales alejándose de la rutina, que buscan disfrutar del hermoso paisaje coronado por el sol y las playas bañadas por el Océano Atlántico.
Para saber cuándo visitarla resulta esencial conocer qué podemos encontrar en cada época del año.
Mientras que en verano el balneario se encuentra rebosante de visitantes, en el resto del año se puede encontrar un escenario calmo y apacible. La temporada estival comienza a fines de diciembre y culmina en Semana de Turismo (entre finales de marzo y comienzos de abril). En ella vamos a encontrar un clima caluroso con temperaturas que, durante el día, rondan los 30°C y agradables noches templadas.

Enero es el mes de mayor afluencia de viajeros (siendo la primera quincena la de mayor demanda) y el momento en el que podemos encontrar la mayor cantidad de actividades y eventos. En febrero encontramos la Semana de Carnaval con una importante demanda de visitantes, como también sucede durante la Semana de Turismo más adelante.

Por otro lado, diciembre y marzo son una alternativa ideal para encontrar un ambiente relajado, sin grandes multitudes y con un clima recomendable para disfrutar al aire libre. La temperatura máxima media es apenas inferior que durante enero y febrero y las precipitaciones son estadísticamente las más bajas en el año. Mientras que durante la temporada alta es un espacio de confluencia para la vida nocturna y eventos sociales, en el resto del año predomina la calma, lo que le otorga un atractivo adicional al balneario. De cualquier manera encontraremos actividades disponibles al visitarlo en invierno, siendo una opción ideal si lo que se pretende es alejarse un poco de las aglomeraciones en busca de paz y tranquilidad.

Si bien el clima en esta época es frío, rondando los 15°C de máxima, no deja de ser recomendable. El paisaje y las actividades cambian pero con la vestimenta adecuada, el viento o la lluvia no tienen por qué ser un impedimento. Otoño y primavera son un punto medio entre el enérgico verano y el plácido invierno: tienen una temperatura máxima media de 18°C con menos días de lluvia que en invierno. Los días son templados y permiten disfrutar de un panorama calmado al aire libre, alejados de la mediática temporada estival. Así pues, el encanto y la diversidad de Punta del Este permiten que sea un punto de encuentro durante todo el año.

Enero es el mes de mayor afluencia de viajeros y el momento en el que podemos encontrar la mayor cantidad de actividades y eventos.