Parque Jaguel

Paseo para descansar y divertirse al aire libre.

esculturas en el parque jaguel

Grandes animales y figuras talladas en madera nos dan la bienvenida al parque mientras las familias pasean por el lugar. Un viaje en auto de menos de 15 minutos separa a la península de Punta del Este con el parque, ubicado sobre la Avenida Aparicio Saravia, junto al Aeropuerto El Jaguel.

Con entrada libre y una considerable extensión, es un característico paseo para descansar y divertirse al aire libre en un enorme espacio cubierto de árboles y plantas. La originalidad de los juegos y atracciones tallados en madera los convierte en uno de los principales atractivos para los más chicos. Algunos de ellos fueron construidos con maderas del bosque y otros con fibras acrílicas, siendo creaciones únicas. Hay espacio suficiente para que los niños corran y jueguen en un ambiente divertido y sin preocupaciones.
Si las hamacas, toboganes y puentes no son suficientes, el parque ofrece un circuito de karting y de skate para aquellos que buscan sentir un poco de adrenalina (tanto para los adultos como para los niños). Entre los sectores de juegos también se pueden apreciar diversas especies de aves en dos grandes pajareras. El recorrido por la arboleda también puede hacerse a pie, disfrutando de la sombra que ofrece en un panorama tranquilo y amigable; pudiendo hacer tanto el camino completo como simplemente transitar algún sector. Pero no te preocupes, si caminar no es lo tuyo, encontramos caballos y ponis disponibles para cabalgar por un precio razonable, la mayoría de los visitantes disfrutan especialmente de esta oportunidad. El bosque de eucaliptus sobre el que se dispone el parque es ideal para pasar una tarde a la sombra. Hay parrilleros, mesas y bancos disponibles para su uso, no les será difícil encontrar una agradable sombra natural para pasar el rato mientras los niños juegan. Si bien hacer un asado en el lugar o llevar un picnic preparado es una excelente opción, también hay un mini mercado que ofrece comidas sencillas y bebidas para los visitantes.

El Parque Jaguel es una parada imperdible, permitiendo amortiguar las calurosas tardes del verano bajo la sombra de los árboles, tan solo alejándote un poco del centro de la ciudad. A finales del 2017 comenzó su restauración, por lo tanto es recomendable consultar en qué estado se encuentra antes de ir para no llevarse desilusiones.

 

A los niños les encanta este característico paseo para descansar y divertirse al aire libre.